Acabamos de aterrizar, más de 8 horas de vuelo desde Madrid hasta Atlanta y el cansancio empieza a apoderarse de nosotros. El aeropuerto de Altanta es casi tan grande como Murcia!! Tardamos casi 40 minutos desde que salimos del avión hasta llegar al punto de recogida del coche. Menos mal que Miguel se conoce las instalaciones al dedillo.. Cogemos dos coches Volskswagen Touran y partimos dirección Augusta. 400 km nos separan de la casa donde vamos a pasar los siguientes 8 días, y la ilusión por llegar y ver cómo es aquello, es enorme!

Nos separamos por grupos de fumadores y no fumadores, en la furgoneta de Miguel van los “puristas” y en la otra los.. deportistas? jeje.. Las carreteras de Estados Unidos son enormes, casi sin curvas y llenas de policías por lo que no puedes pasar del límite de velocidad en ningún momento. Paramos a comer en un McDonalds y seguimos hasta que por fin, 3 horas y media más tarde llegamos a la casa donde Miguel se hospeda desde la primera vez que pisó el Augusta National..

La casa es preciosa, al mas puro estilo americano y unos carteles dedicados a Miguel nos dan la bienvenida. “Welcome Miguel Ángel” “Thanks for be here” le sacan su primera sonrisa. “Son como una familia para mi” esboza Miguel lleno de orgullo. Repartimos las habitaciones y quedamos en 30 minutos en el hall de la casa para ir a comprar las provisiones de la semana. Comienza la guerra!!

Por toda la ciudad de Augusta se respira golf, carteles por todos lados y publicidad de todo tipo adornan las calles de esta pequeña ciudad. Durante esta semana, Augusta vive por y para el Master. Miguel va saludando a todo el mundo, todos le reconocen y comienza la procesión de fotos y autógrafos. Que grande el tío, después del palizón de viaje, ni una mala cara, ni un mal gesto.. Es un genio allá por donde va…

Bueno, llegamos a casa a preparar la cena y a descansar. Mañana empieza el Master de Augusta 2010, no se si podré dormir pensando en la experiencia pero os aseguro que os voy a trasladar todos y cada uno de los detalles que aquí me encuentre, de manera que podais disfrutar del Master contado desde dentro.

Saludos.

Pedro Fernández Espinosa
En colaboración con Ten-Golf

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario.    Más información
Privacidad