Bueno, 9 horas después, unos 8.000 kms más tarde, 2 horas danzando por el aeropuerto de Altanta para buscar nuestros coches para más tarde, conducir 3 horas hasta Augusta, estamos en ‘casa’. Mi hogar durante los próximos 8 días.. El viaje ha sido ameno, sin problemas, acompañados de un numeroso grupo que este año acompañamos al ‘Pisha’. Entre ellos mis amigos Pepin Liria y Víctor Andreu, profesional de La Finca Golf, con los cuales voy a compartir el apartamento anexo a la casa por la parte trasera..

Entre nosotros han viajado los hijos de Miguel, Miguel Jr. y Víctor, su novia Marian, su manager Sarah,  y unos amigos de Santo Domingo, La Marquesa y Málaga. Este año somos 12 y hemos comenzado a organizarnos para hacer las compras y hacer la comida durante la semana. Somos una gran familia.

Una vez hemos llegado a la casa nos hemos llevado una grata sorpresa cuando en la entrada ondeaba una gigantesca bandera de España (la he colgado en twitter esta misma noche) y hemos comenzado a echarnos fotos junto a ella, que alegría!! Si el año pasado fueron carteles de ánimo para Miguel, este año se han superado con esta enorme insignia española!

Ya acomodados y distribuido en casa, nos vamos a cenar un T-Bonz al restaurante Long Horn situado en Washington St., avenida popular en Augusta, y un sitio donde Miguel Ángel visita cada año en el mismo orden, curioso no?  “No es cuestión de superstición” nos cuenta, es que tampoco hay mucho más para elegir. Entre los pocos restaurantes que hay en esta pequeña ciudad, el ‘Pisha’ elige 3. Uno para cenar el domingo, el lunes y el martes y los visita en el mismo orden año tras año.. Curioso, no?

Otra cosa que llama la atención cuando entras a Augusta, es la cantidad de gente que ves al borde de la calzada buscando tickets para entrar al Masters!! Pero.. Realmente los necesitan? Pues no. Al parecer, aquí está muy vigilado el tema de la reventa (como en España) y el cartelito que dice ‘I need Tickets’ es simplemente un gancho para que te acerques y les compres las entradas. Los datos no son oficiales pero nos cuentan por aquí, que una entrada diaria para los tres primeros días puede rondar los 300$ y a partir del jueves esa cifra se triplica! Que locura..

Además de los reventas, los bordes de la calzada de Washington St. Sirven como escaparate de buggies de todo tipo y colores. He de comentaros que la fábrica de Club Car, cochecitos que residen en el 90% de los clubes españoles, está situada en esta ciudad a tan sólo unas millas del Augusta National, y aprovechan la visita del más del millón de personas que van a visitar el Masters de Augusta esta semana para promocionar sus nuevos productos y avances en cuanto a diseño se refiere..

Bueno, hoy empieza el Masters de Augusta 2011, estoy ansioso por volver a entrar al campo y ver a los mejores jugadores del mundo en la cancha de prácticas. Volver a pasar los infinitos controles policiales para acceder a lo que la gran mayoría considera el mejor y más bonito campo del planeta tierra, volver a ver esas colas para entrar en la tienda oficial de merchandising y a los restaurante situados por todo el campo..

Volvemos mañana, un abrazo a todos mis amigos españoles.

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario.    Más información
Privacidad