Que gran día hemos pasado! Lunes de Masters, atasco para acceder a las cercanías del Augusta National y filas interminables de gente andando hacia los accesos al campo. Decenas de policías controlando el tráfico y muchos, muchos vendedores ambulantes con agua, refrescos y demás merchandising no oficial del torneo. Entre todos estos vendedores ambulantes nos encontramos a John Daly, de veras, no estoy bromeando; John Daly!! Este controvertido personaje tiene un autobús el cual se abre por completo uno de los laterales, y así convertirlo en un mostrador a lo largo y ancho del un personalizado autobús! Madre mía!! Hemos exclamado todos… Vende bolas firmadas, pantalones estrafalarios de esos que sólo él se atreve a pasear y fotos desde sus inicios firmadas por el mismísimo Daly, campeón de un Open Británico.

Una vez en la entrada al recinto y pasados los pertinentes controles de teléfonos, metales y otros objetos, entramos y nuestras caras son un poema. Menudo campo!! Vaya césped!! Wow, que vegetación y cómo brilla todo!! Augusta es especial, todos lo saben y todos se prestan a la fiesta y al espectáculo. Es una auténtica pasada. Decidimos sentarnos en las gradas de la cancha de prácticas ya que Miguel Ángel empieza a dar sus primeras bolas del Masters’11. A su lado Chema Olazábal y Ros Fisher. Nos hace un guiño para que en breve, nos fuésemos al tee del 1. Para distraernos nos vamos al tomar algo mientras nos pasamos por la tienda oficial del merchandising.

Una vez hechas algunas compras para los amigos y familiares, nos acercamos al tee del hoyo 1. Un espectacular par 4 donde nos encontramos a Miguel Ángel, Chema Olazábal, Lee Westwood y Henrik Stenson. Vaya partida!! Nos han mostrado un espectáculo en cada hoyo. Prueba de ello eran las mas de 5.000 personas que han seguido la partida. Westwood y Stenson sólo han jugado 9 hoyos y el ‘Pisha’ y Chema han decidido continuar con los otros 9.

Ambos nos han deleitado con un golf distendido y ameno. Entre ellos se han ido corrigiendo el swing y dándose algún consejo. Iban tirando cada uno a un lado del green para conocer el comportamiento de las bolas.. Un auténtico lujo. Todo iba más o menos tranquilo hasta llegar al tee del hoyo 16.

Para los que no conozcan este hoyo, deciros que es un par 3 con un precioso lago presidiendo el green, con una espantosa caída de derecha a izquierda donde la bola rueda incomprensiblemente hacia el lago. Pues bien, la tradición dice que los jugadores, una vez tiran sus respectivos golpes, se colocan frente a la orilla del lago de cara a la bandera, colocan una bola y tiran un golpe tipo ‘punch’ (bajo casi rozando el suelo, para aquellos que no lo sepan) de manera que va tocando el agua sin llegar a penetrar en ella. Lo ideal es que la bola golpee varias veces en el agua haciendo acuaplaning y salga por la otra orilla hacia el green.

Pues como no, nuestros españoles se han prestado a la fiesta y ambos se han puesto frente al agua con un hierro en las manos. Chema la ha golpeado bien y ha conseguido salir, pero sin éxito del green. Miguel en cambio la ha liado. Se ha puesta frente a la bola, ha tirado y tras 4 ‘choques’ contra el agua la bola ha salido y para el delirio del público allí presente, la a dejado a medio metro de la bandera. Todos incluidos nosotros nos  hemos puesto de pie y hemos regalado al maestro Jiménez una cerrada ovación!! Es un artista, él lo sabe, la gente lo sabe y ha tirado la gorra y el hierro al suelo, mostrando un genial y divertido enfado porque la bola no había entrado!! Jeje..

Que grande es!!

Ahora acabamos de llegar a casa, algo cansados y aún sin acoplarnos al nuevo horario. Una ducha rápida y a cenar. Hoy toca Japonés, como todos los lunes de Masters y luego a descansar que mañana tenemos otra trepidante faena.

Un abrazo a todos!

PD.- Aquí os dejo el vídeo de lo que os acabo de explicar. Pocas veces se puede mostrar lo ocurrido con un vídeo demostrativo, pero aquí lo teneis. Disfrutadlo!!

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario.    Más información
Privacidad