Y qué es esto de las sensaciones que usan tanto los deportistas? Bueno. Para poder trasmitiros mis ‘sensaciones’ sobre el significado de la palabra ‘sensaciones’ en el deporte, voy a usar unos ejemplos que para el caso me vienen de perlas, ya que como muchos sabéis, he dedicado mi vida al baloncesto y ahora lo hago en el mundo del golf.

Hoy he tenido la gran suerte de escuchar al maestro Pedro Ferrándiz en el programa de ‘Directo Marca’ con Vicente Ortega, y me ha encantado la exposición que el ex entrenador del Real Madrid ha hecho sobre la Fina Four, que se celebra este fin de semana en Barcelona. Han estado comentando aquella final que el propio Ferrándiz perdió en la misma ciudad allá por 1.969, y cómo el público allí congregado, acabo volcado con el equipo soviético por aquel entonces.. Cosas de la vida. Pero sobre todo, me ha encantado cuando se ha referido a la paridad de opciones de los cuatro equipos por hacerse con tal preciado título. Éstas las justificaba en las ‘sensaciones’ de cada equipo, ya que por ejemplo el Madrid llega en un estado de forma cuando menos, dudoso.. Derrotas, victorias, proezas, cambio de entrenador…

El caso es que con el estilo de juego del Madrid, es fundamental más que el estado de forma, las sensaciones con las que llegue a jugar su semifinal contra el Macabi de Tel Aviv. Las sensaciones en un jugador son tan importantes, que ponen en tela de juicio su buen o mal juego, incluso la victoria del equipo, basado en sensaciones colectivas. Si no, porque Pep Guardiola pone música y escenas de películas eróicas antes de un gran partido? Trata de maximizar esas sensaciones, además de motivar a los jugadores.

Hoy Felipe Reyes, dice en un artículo que es “mas fácil ganar la Final Four que llegar a ella”. Claro, porque llegar a este privilegiado evento es cuestión de regularidad, pero ganarlo depende tan sólo de 2 buenos partidos, de que esas sensaciones de las que hablo, lleguen intactas. Si tienes el partido ‘tonto’, ese que de repente no entra nada, te puedes ir despidiendo.. Pero en la fase regular sabes que queda un partido de vuelta. Por el contrario, si las sensaciones desde la salida del hotel hacia el pabellón son realmente buenas, serán capaces de pasar por encima del equipo macabeo, desplegando además un buen juego. Ellos lo saben, por eso el trabajo está en hacer cosas y repetir hábitos para retener o sacar las mejores sensaciones de cada uno.

Para ello, gente como Pablo Progioni o Felipe Reyes o Sergio Rodríguez conocen de sobra de lo que hablo, y buscarán esas sensaciones. Serán el halo que los más jóvenes como Llul, Mirotic o Tomic necesitan, ya que las sensaciones tal y como he explicado unas lineas más arriba, también se buscan. El buen rollo, la motivación, el ánimo, el optimismo y la concentración hacen que todo se centre para un crear un perfecto marco de sensaciones, de cara a sacar lo mejor de uno mismo en un partido tan crucial como el de mañana.

Creo en la sensaciones, creo en este jóven Real Madrid como creía en los últimos eventos internaciones en Serbia y su imberbe equipo. Lleno de inexperiencia, pero con unas ganas locas de comerse el mundo a base de trabajo, humildad y por supuesto… sensaciones.

Pedro Fernández Espinosa.

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario.    Más información
Privacidad